ALCHYMIST PRAGUE CASTLE SUITES

Alquymist Prague Castle Suites es un antiguo palacio reconvertido en un alojamiento de lujo con 8 exclusivas habitaciones y con el que su propietario, Giorgio Bonelli, ha querido apostar por una atención personalizada, ofreciendo a sus clientes un espacio íntimo y acogedor, en esta bella ciudad denominada “el corazón de Europa”.

Situación 9,0: El hotel está ubicado en una tranquila calle del barrio Mala Strana, en el corazón de la zona vieja de Praga. Es una localización ideal por encontrarse cercana a multitud de monumentos y puntos de interés de la ciudad, entre ellos el emblemático Puente Carlos o la Iglesia de San Nicolás.

Servicios 9,3: A tu llegada al aeropuerto o la estación de tren, un coche te espera para llevarte hasta el hotel. Las habitaciones son lujosas, de gran tamaño, confortables, totalmente equipadas y cada una diferente a las demás. Ideales para parejas y también para familias.  También podrás disfrutar de su gimnasio, sauna y jacuzzi . Para que tu estancia en Praga sea aun más maravillosa, el hotel cuenta con un servicio de mayordomo.

Diseño y Decoración 8,8: Refinada y elegante, la decoración del hotel ha sido cuidada con detalle. Todas las habitaciones están decoradas siguiendo un mismo estilo clásico y barroco pero de forma individual, por lo que todas ellas son únicas y diferentes. Impresionantes los techos pintados de algunas de las estancias y el mobiliario que hay en todo el alojamiento.

Gastronomía 8,0: El Restaurante Aquarius ofrece una cocina de calidad con platos checos e italianos y en el que destaca especialmente su amplia carta de vinos. A esto hay que añadirle su elegante comedor con una decoración formal y clásica.  El patio es sencillamente precioso,  ideal para cenas románticas. El servicio del personal, al igual que ocurre con el del resto del hotel es impecable. El Restaurante Aquarius se sitúa en el Alchymist Grand Hotel & Spa (otro de los hoteles del Grupo) muy próximo al Alchymist Prague Castle Suites.

Calidad de Servicio 9,5: La atención que su personal ofrece a los clientes es excelente. Servicio personalizado de trato exquisito, cada detalle es cuidado al máximo. Su servicio de mayordomo es perfecto, encargándose de resolver de forma rápida y eficaz cualquier problema o gestión.

Lo mejor: El personal del hotel y la cata de quesos y vinos que ofrecen a sus huéspedes por las tardes, una magnífica experiencia que no debes perderte.

Lo peor: No tiene restaurante en el propio edificio.

[rating:89,2/100]


Valoración Total